¿Tres alternativas al FA-50 para la Argentina ante el veto británico?

El anuncio del realizado hace unos pocos días por el MinDef, sobre el veto británico al FA-50 para la Republica Argentina obliga a pensar alternativas. Si bien KAI también remarca que continuara insistiendo en su requerimiento y algunos sostienen que el Reino Unido de Gran Bretaña había informalmente dicho que no objetaría este acuerdo, la realidad es una sola.

Francamente ningún sistema de armas de ningún origen podrá operar correctamente y proyectar el poder aéreo argentino si no construimos esta capacidad de abajo hacia arriba. Sea por la infraestructura, por salarios, equipamiento o el presupuesto necesario para lisa y llanamente volar. Es necesaria una aproximación holística a la defensa que se encuentre a la altura de nuestras necesidades, comprometernos y madurar por el bien colectivo y de los intereses actuales y futuros de los argentinos.

El lector debe ser muy consciente, si es que ya no lo sabe, de que un sistema de poder aéreo completo depende también de que avancemos en la producción de nuevos radares, tales como la serie II del Radar Primario Argentino junto al desarrollo de modernizaciones y nuevos medios incluyendo una posible conversión de los SAAB-340B de LADE a un estándar AEW&C en combinación al refuerzo de mayores plataformas de Guerra Electrónica con capacidades tanto pasivas como ofensivas y UAS para relay de comunicaciones seguras en un contexto aéreo cada vez mas desafiante como digitalizado.

Esto realmente hará del nuestro un sistema realmente disuasivo sin la simplificación de salir a medir, cabeza a cabeza, un cazabombardero vs otro en un combate que posiblemente sin estas ayudas este perdido incluso a cientos de kilómetros de que ambos se encontraran, sea un F-16, un JAS-39, un F-35 o un EF-2000.

Algunos analistas británicos consideran un error este veto porque abre la posibilidad a que la Republica Argentina busque otras alternativas que podrían resultar en reducir la ventaja militar cualitativa de los medios aéreos del Reino Unido, cuando el FA-50 o cualquiera de las mas lógicas alternativas no lo representarían en absoluto frente a los medios adversarios a disposición. Parece que estamos muy lejos de eso. El “imposible por lo absurdo” argentino parece exigir la menor inversión posible con la mayor transferencia tecnológica, incluso por medios usados.

¿Pero que es lo que podríamos hacer?

Realmente no existe un gran numero de alternativas, el RUGB se ha encargado de objetar a sus socios europeos cualquier aeronave medianamente capaz que cuente con un sistema de reabastecimiento en vuelo que le permita operar sobre las Islas Malvinas. Sin embargo, El FA-50 no cuenta con este sistema tampoco e igual fue vetado. KAI ofrece integrar el sistema “probe-and-drogue” a futuro tanto como la homologación de misiles de mas allá de alcance visual (BVR) y otros equipos para empleo de armamento guiado. No solo esto, el torpe manejo de nuestras relaciones internacionales hace que ninguno de nuestros posibles socios, sopesando sus propios vínculos con el RUGB, se comprometa inclinando la balanza en favor de la Republica Argentina.

La mas critica decisión, será si queremos realizar una elección a largo plazo o si podemos solamente buscar satisfacer una necesidad claramente urgente en pos de ganar tiempo para proveer de un cazabombardero definitivo, moderno y con proyección futura. ¿No solo si podemos, quieren nuestros gobiernos hacerlo y se comprometerán a eso? Esto ultimo costaría mas, mucho mas, pero también podría volcar muchísimo mas dinero, conocimiento y soberanía tecnológica al país a largo plazo que es lo que teóricamente buscan las naciones en vías de desarrollo.

Una vez mas, Israel

Una alternativa al FA-50 podría ser otra de las aeronaves oportunamente ofrecidas, el IAI Kfir. Este en su versión COA o C10(EW) es la punta de lanza de la Fuerza Aérea Colombiana, en su versión mas moderna y mas potente. Este diseño fue progresivamente modificado a partir de la célula de los Dassault Mirage III/V de la década de 1960 (¡hace 60 años!) con un motor General Electric J-79 en lugar del SNECMA ATAR francés. ¿Continuara esta oferta en pie?

En la década de 1980 con interés en el mercado de exportación le fue integrado un radar multimodo Elta EL/M-2032 con nueva aviónica y una moderna interfaz hombre-maquina, lo que le permitió emplear armamento moderno tanto aire-aire como aire-tierra. Este proceso derivo en el desarrollo de la conversión Atlas Cheetah sudafricana y los Kfir CE que luego adquirió Ecuador para luego evolucionar en el Kfir C10, incorporado por Colombia.

Algunas versiones indican que media docena de los aparatos colombianos fueron mejorados con sistemas avanzados de guerra electrónica como el equipo AES-210 Emerald y el radar AESA EL/M-2052 de ultima generación, lo que los convierte junto a los F-16C Block 50M de la Fuerza Aérea de Chile, en algunos de los mas capaces sistemas de poder aéreo en Latinoamérica. Si bien en una célula de concepción antigua, pero con modernos sistemas de combate empleando avanzado armamento guiado y de fácil transición desde el IA-63 Pampa, capaz de reabastecerse en vuelo.

Durante la ultima década, Israel ofreció a la Argentina (y a otras naciones también) en múltiples oportunidades estas aeronaves en variantes sea la C10 e incluso su conversión a C10 (EW) también conocida con el nombre comercial de Block 60. Israel Aircraft Industries propuso aprovechar la experiencia adquirida y herramental de los Dassault Mirage realizando las modificaciones necesarias para inducir rápidamente las aeronaves al servicio, aproximadamente a los 18 meses para los primeros aparatos.

Siendo en esa oportunidad 12 aviones monoplaza y 2 biplazas, con una vida útil garantizada de 7000hs por célula y 800hs por motor antes de su primer mantenimiento a un precio realmente imbatible con entregas a partir de los 18 meses, si bien estas son aeronaves construidas a mediados de los 80s que fueron desprogramadas por la IDF en los 90s. Este paquete, incluyendo compensaciones industriales, por un monto cercano a los 300 millones de dólares nos hubiera brindado la posibilidad de adquirir pods de reconocimiento y designación, misiles aire-aire de medio alcance Derby y misiles infrarrojos de corto alcance Python V.

Como todo acuerdo, el mismo tendría algunas limitaciones, tanto presupuestarias como la antigüedad por la concepción de la aeronave. Para poder concretar el mejor negocio posible para ambas partes, la Republica Argentina podría realizar el leasing de estas aeronaves a Israel Aircraft Industries, como fue ofrecido en 2015 y rechazado por la FAA, pero con la adquisición definitiva del armamento que ya planteamos podría continuar empleándose en un sistema futuro definitivo. Es decir, haciendo uso de una aeronave probada y con sistemas de combate aun modernos que permitan recomponer doctrina para combate aéreo y empleo de armamento guiado de estándar mundial tal y como sucede por los empleados por los F-5M de la Fuerza Aérea Brasileña y su posterior empleo en los futuros Gripen JAS-39 E/F.

Según algunos comentarios, probablemente muy atinados, Argentina si eligiera este SdA resultaría el ultimo operador mundial ya que solo cuenta con tres actualmente, Colombia, Sri Lanka y una empresa, están en proceso de procurarle un reemplazo. Esta situación podría resultar siendo realmente al talón de Aquiles de este SdA por la consecuente limitación del stock de repuestos e insumos que se traslade como un aumento de los costos tal y como sucede actualmente con el A-4Ar, afectando su posterior disponibilidad a mediano plazo.

Sin embargo, el aspecto financiero es muy interesante ya que por un bajo a moderado monto la Republica Argentina podría hacerse de una base tecnológica y un vector con una muy baja exposición a hacerse de estos activos que rápidamente vayan a depreciarse considerando la situación general de la flota y contractualmente dejando el esfuerzo, con sus consiguientes penalizaciones ante falla, a IAI.

Este seria el ultimo SdA puro ofrecido por Israel ante la negativa de los EE. UU. a autorizar la exportación de sus F-16 radiados de servicio. Por esto se ha enfocado casi exclusivamente en modernizaciones de otros cazabombarderos y desarrollo de sistemas para aeronaves de propósitos especiales. De elegir esta alternativa, seria poco probable que mediante leasing se pudiera acceder a offset alguno, tanto por la naturaleza de la operación como la propia exigencia de la empresa excepto un posible soporte local privado.

¡El JF-17 es chino, no pakistaní!

Sin una historia oficial que compartir, podemos sintetizar que el JF-17 es una aeronave diseñada a partir de un diseño base del MIG-21 soviético, pero muy modificada a partir de los intercambios de conocimiento y asistencia occidental recibida por la RPC a finales de los 80’s. Esta iniciativa permitió el desarrollo de aeronaves como el JF-17 (entonces FC-1), JH-7A y J-10. Luego de la caída de la cortina de hierro y el colapso de la Unión Soviética, la industria aeroespacial china también comenzó a recibir asistencia tanto de empresas de la Federación Rusa como transferencia tecnológica de empresas ucranianas.

El JF-17 es la primera aeronave de esta nueva generación que ha sido exportada a Myanmar, Nigeria y Pakistán, podemos entonces decir que seria el reemplazo natural de los F-7 que ellos ya contaban en servicio. Si bien Pakistán mantendrá en servicio a los F-7 y reemplazará a su flota de Mirages III y V modernizados según variantes del estándar ROSE.

Este fuselaje extensivamente rediseñado tiene como planta de poder principal al motor ruso Klimov RD-93, una variante también modificada del RD-33 que utiliza el MIG-29. A partir de modificaciones previas, también para otras aeronaves de generaciones anteriores, el RD-93 aumenta considerablemente su empuje tanto seco como con poscombustión. Algunas versiones sostienen que el aumento de la potencia expone una falla de manufactura lo que reduce considerablemente el tiempo entre overhauls casi a la mitad, si bien la Fuerza Aérea Pakistani no ha informado incidentes serios con este propulsor desde su inducción hace una década.

El JF-17 esta equipado con una moderna interfaz humano-maquina, con un radar KLJ-7 multimodo de mediano alcance, sensores de alerta radar/misil y capacidad de emplear misiles aire aire de corto alcance y mas allá del horizonte (BVR) junto a todo tipo de armamento guiado sea misiles anti buque, anti radar, bombas planeadoras guiadas por GPS o laser. También cuenta con posibilidad de llevar pods de reconocimiento y ataque, como de protección electrónica. El JF-17 ya fue homologado con su lanza de reabastecimiento “drogue-and-probe” aunque Pakistán no lo considera necesario por lo que no solicito el retrofit de este equipamiento. Pakistán también analiza reemplazar a futuro su motor RD-93, ahora en la versión RD-93MA para los JF-17 Block III e instalar un radar multimodo de barrido electrónico activo (AESA) en reemplazo de los equipos originales.

Si bien Pakistán fue el socio principal, los JF-17 son construidos mayoritariamente en la RPC y luego enviados por avión a Pakistán donde el Pakistán Aeronautical Complex (PAC) finaliza su armado y realiza todas las pruebas necesarias para su inducción a servicio.

Durante la búsqueda realizada en 2015, aparentemente a partir de una decisión política del Poder Ejecutivo Nacional, se sumo el análisis del avión JF-17 “Thunder”. Es necesario aclarar que no fue una elección de la Fuerza Aérea Argentina ya que ellos elevan el requerimiento y es el Ejecutivo quien decide de que manera se continuara finalmente.

No fue este el primer análisis de cazabombarderos chinas, luego del Conflicto del Atlántico Sur de 1982, la Republica Popular China ofreció al gobierno argentino aviones F-7 Airguard (una versión modificada de los MIG-21 soviéticos, pero 100% china) para reemplazar las perdidas ocurridas durante el combate. Una comisión viajo a realizar este análisis, pero finalmente el acuerdo nunca prospero.

Por motivos que conocen solo los participantes de la comisión que viajo a China, nunca se pudo viajar a Pakistán a visitar las unidades en servicio. Chengdu mostro a la FAA el prototipo FC-1 y le fue expuesta la información del JF-17 Block I, que incluía equipamiento de diversos orígenes, lo que la FAA objeto debido a la complejidad del soporte logístico en este caso y también que, a pesar de tener casi 9 años en servicio, todavía no había información suficiente sobre el desgaste de las aeronaves y los resultados de los trabajos de recorrida mayor que recién se completaron en Chengdu durante 2019 de parte de técnicos chinos y pakistaníes.

Chengdu a partir de la, también lógica, preocupación por la distancia geográfica entre el proveedor y la FAA, habría propuesto proveer un importante stock de insumos, repuestos y rotables para garantizar la operación del SdA en la Argentina sin inconvenientes. Se concluyo de manera preliminar que lo mejor que podría hacerse, de continuar con este proceso, seria que el mismo contara con el mayor porcentaje de componentes chinos posibles y así tratar de garantizar de manera simple la mayor operatividad posible, aunque con lo reducido de sus clientes, implique una total dependencia tecnológica con la RPC.

El JF-17 ha sido empleado en combate en el ultimo conflicto armado entre India y Pakistán, inclusive derribando un MIG-21 “Bison” indio. Sin embargo, algunas noticias sin comprobar declaran que el 40% de la flota no se encontraría en servicio y una seguidilla de accidentes recientes puede generar dudas de cual es la experiencia real de la aeronave, de las cuales Pakistán cuenta con mas de 100 actualmente.

A diferencia del recorrido IAI Kfir, el costo de esta aeronave nueva es entre 40 y 50 millones de dólares según el equipamiento seleccionado. Nigeria habría adquirido 3 JF-17 con herramental y logística por un monto cercano a los 180 millones de dólares. Lo que le brindara una capacidad a largo plazo y de equipamiento mas moderno que el existente, pero de un muy discutible estándar operativo y por ende, disuasivo. Se asume este contrato será el primero de otro futuro que ampliará la flota y sus capacidades.

Algunas versiones, sin confirmar, sostienen que debido a la extensión de los vínculos comerciales entre la RPC y el RUGB, China no facilitaría el armamento anti buque de largo alcance y otros sistemas posiblemente desestabilizadores en caso de un nuevo Conflicto del Atlántico Sur entre las fuerzas armadas argentinas y de Su Majestad.

“No sos vos, soy yo”

Otras aeronaves muy capaces fueron ofrecidas a la Republica Argentina, sin embargo, con remotas posibilidades de que puedan ser incorporadas al servicio. Una década atrás, la decisión rondaba frente a incorporar los Mirage F-1EM españoles o los Kfir C10, estas “Súper Abuelas” españolas fueron objetadas por los franceses quienes buscaban vendernos sus propios Mirage F-1CT/CR con potencial a ser modernizados con un paquete similar al ASTRAC marroquí. Este incorpora una importante mejora de aviónica, la interfaz hombre-maquina, un radar RC-400 derivado del Mirage 2000–5 Mk2 y capacidad de emplear todo tipo de equipamiento, armas guiadas y misiles aire aire MICA de mediano alcance. Cosa que claramente no sucedió.

De esta misma manera, Egipto modernizo sus Mirage 5DE con esta misma propuesta tecnológica a un estándar conocido como “Horus” mas de una veintena de sus aeronaves. Algo que podría haberse practicado a nuestros propios Mirages desprogramados en 2015, presumiblemente a un costo importante como para no considerarlo. Estas aeronaves habrían sido vendidas a Pakistán como soporte de su flota de ROSE existente o complemento de reserva para su fuerza aérea, a través de Arabia Saudita durante este 2020.

Estas aeronaves para el razonamiento actual hubieran sido ideales ya que haría gran uso de nuestro herramental existente, con un rapidísimo periodo de adaptación y sin lanza de reabastecimiento “probe-and-drogue”, ideal para no incomodar demasiado al RUGB.

El interés de la Fuerza Aérea Argentina en aeronaves francesas no termina ahí, ya que en un anhelo de incorporar los Mirage 2000-EDA de Qatar, hizo las averiguaciones necesarias sabiendo que esta nación de Medio oriente entregaría los aparatos a Dassault como parte de pago de sus futuros Rafale F. Nuevamente la mano del RUGB llego y habría objetado, como siempre informalmente, la habilitación de cualquier sistema francés capaz de reabastecerse en vuelo y emplear armamento guiado. No olvidemos de por si que el Mirage 2000 es otro sistema en plena desprogramación a nivel mundial y se lo reemplaza con Rafale.

La Federación Rusa insistentemente ha intentado que la Fuerza Aérea Argentina analice la posibilidad de incorporar sus MIG-29SMT, esta es una variante modificada del MIG-29A original. Estos primeros MIG-29 fueron muy resistidos a pesar de formidables capacidades de combate ya que las primeras versiones de sus motores RD-33 consumían mucho combustible y tenían una vida útil limitada con mas recorridas que cualquier motor occidental e incluso algunos soviéticos.

Mig ya había identificado estos inconvenientes a lo que había diseñado una variante denominada MIG-29M con infinidad de mejoras, pero la caída de la cortina de hierro impidió esto, sin embargo, habiendo producido mas de 1500 aeronaves, existía un mercado para convertir las aeronaves existentes a un estándar lo mas cercano posible al M. Tales mejoras derivaron en la modernización SMT que incluye un tanque de combustible extra en forma de espina dorsal, sus detractores remarcan que los incrementos de peso debido a estas modificaciones estructurales y de aviónica mejorada hicieron perder su mejor cualidad en la reducción de la relación peso/empuje. Perú tuvo la intención de incorporar esta modernización a su flota, sin embargo, el elevado costo de esta hizo que aplicara un paquete de mejora disminuido denominado SMP.

Igualmente, la competencia de la familia Flanker por su alta relación costo/beneficio junto a las propias dificultades de Mig hacen que el mercado de los MIG-29 continúe en descenso y cueste cada vez mas vender nuevas unidades de la versión mas reciente del MIG-29M, denominada MIG-35. Por lo que da la impresión de que Rusia buscara ofrecerle a la Argentina no tanto una opción superadora sino un salvavidas para su propia industria de defensa.

Noticias recientes sostienen que el entrenador avanzado subsónico Yak-130 fue ofrecido a la Argentina e inclusive con la posibilidad de establecer una línea de producción para exportaciones. Independientemente de la falta total de compatibilidad actual, a diferencia de los modelos previamente citados como alternativas, este se muestra inadecuado como ha determinado la comisión que viajo a Italia a analizar a su medio hermano, el Leonardo M-346 y M-346FA. Podemos ver que de la misma manera que con el MIG-29SMT, esto representa también otra ayuda al propio complejo militar-industrial ruso frente a una aeronave que esta alcanzando sus últimos pedidos y donde peligra la línea de producción de Yakovlev sin nuevos clientes, mas frente a la amenaza de este otro hermano perdido chino designado JL-10 o L-15.

¿La tercera es la vencida?

Esta tercera alternativa tiene dos grandes alternativas, siendo una combinación con la primera o segunda alternativa. La mas eficiente seria por el leasing de los IAI Kfir junto a una muy fuerte compra de soporte para los A-4Ar Fightinghawk incluyendo el desarrollo de pods de reconocimiento y ataque de manufactura local, como FixView podría, armamento guiado y nuevos misiles IR con capacidad off-boresight para ser empleados en ambas aeronaves como eligió hacer la Marinha do Brasil con sus lentamente modernizados A-4Ku.

De la misma manera, con una mucho mayor inversión “llave en mano” por los JF-17 totalmente chinos y con un fuerte refuerzo presupuestario para poder planificar el único (y mayor) medio que posiblemente podamos acceder del catalogo chino y el real interés de la FAA si apuntáramos a abrir esta línea logística, el J-10C.

Sin embargo, volviendo al largo plazo y una mirada estratégica real, la única alternativa debería ser un proceso de sustitución de componentes en el JAS-39 E/F, buscando integrar en el Mercosur, la mayor cantidad de componentes y de los mas críticos que actualmente son provistos por el RUGB.

Existe una clara intención política y de parte de la política exterior brasileña en hacer uso del soporte y la propiedad intelectual adquirida con este programa, difícil de financiar mas no imposible, dependiendo de la gravitación que ambas naciones crean que deban regionalmente plantear no solo en el mercado internacional de armas sino con relación a problemáticas comunes para proveer la defensa común de alto valor agregado.

Tal como ya hablamos en el JAS-39 Gripen para la Argentina en 2030, desarrollaremos en un futuro articulo denominado..”Brasil, O maior parceiro do mundo”.

Desde Argentina y el cuarto cuadrante, entre pavos y cisnes negros.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store